martes, abril 01, 2008

NTC ... 284. Abril 1, 2008

.

NTC … 284
Nos Topamos Con ...
http://ntcblog.blogspot.com/
Cali, Abril 1, 2008
Año 8 (Tercero como Blog)
E-mail:
ntcgra@gmail.com
Por aquello del
efecto mariposa , aleteamos ...
.
Archivos (15 números anteriores):
NTC … 283 (Mar. 25, 08) / NTC … 282 / NTC … 281 / NTC … 280 / NTC …279 / NTC … 278 / NTC…277 /
NTC … 276 / NTC…275 /NTC…274 / NTC … 273 / NTC … 272 / NTC … 271 / NTC … 270 / NTC … 269 (Jun. 26, 07)
(los demás, por fechas, a la derecha)
+++
El escritor chileno Jorge Edwards resultó ganador del II Premio Iberoamericano Planeta-Casa de América de Narrativa con "La casa de Dostoievsky", mientras que el colombiano Fernando Quiroz quedó finalista con "Justos por pecadores", se anunció el martes 2 de Abril. http://www.elpais.com.co/paisonline/notas/Abril012008/planeta.html

CONTENIDO
1.- EVENTOS
1 Abril: RECITAL DE VIOLIN Y PIANO Fundación Hispanoamericana Hora: 8:00pm Entrada Libre
2 Abril: Tardes de La Rita. Reunión No. 4. Conferencista: Antanas Mockus
4 y 5 Abril: Encuentro de la Confraternidad Médica No. 18.
5 Abril: Plenilunio, Encuentro de Poesía y Arte No. 48.
17 Abril: Lanzamiento del libro: Cali-grafías. La ciudad literaria (Cali-graphies. La citté litteraire). Antología bilingue de literatura en Cali. Fabio Martínez y Hernando Urriago. Editor: Revista Vericuetso, Efer Arocha.
23 Abril Día del libro. Programa “Regala un libro”.
23 Abril Feria Internacional del Libro de Bogotá (Libros: Cali-grafías. La ciudad literaria, “50 Novelas y una pintada” de Pijao Editores y “El Libro Negro” de Andrés Caicedo).
.
2.- Armando Romero, Doctor Honoris Causa de la Universidad de Atenas en Grecia.
3.- HERENCIA DE MILAGROS, novela de Mario Salazar Montero. Texto de Gabriel Uribe
4.- Arquitrave No. 35. Febrero 2008. En papel virtual. Otros textos en el portal.
5.- Entrevista a Fernando Rendón en Con-fabulación
6.- Musicalizando. Poesía musicalizada. Y los excelentes portales de Hugo Cuevas Mohr.
7.- Internet. Los recursos. Situación de las Universidades colombianas
8.- La Partícula de Dios … .

9.-Enlaces (links) y sugerencias: NTC … 283 http://ntcblog.blogspot.com/2008_03_23_archive.html que no lo habíamos anunciado antes. /// Común Presencia /// Con-fabulación /// Debate en México sobre "el nivel de excelencia indispensable en la Poesía" /// ... etc

1.- EVENTOS
1 Abril: RECITAL DE VIOLIN Y PIANO Fundación Hispanoamericana. Av. 3 CN No. 35 N -55. Tel 661 3073 Hora: 8:00 pm Entrada Libre. Mozart, Schumann, Franck, Tchaikovski, Sarasate. Auditorio Fundación Hispanoamericana .Hora: 8:00pm-Entrada Libre- Detalles: http://culturalhispano.blogspot.com/ (Allí toda la excelente programación de Abril)

2 Abril Tardes de La Rita. Reunión No. 4. Conferencista: Antanas Mockus.
CULTURA CIUDADANA
Conferencista, Invitado especial: Profesor: Antanas Mockus S.
Acompáñenos a otra de las "Tardes de la Rita". Miércoles 2 de abril de 2008 - 2:00 p.m.
Favor confirmar su asistencia a los teléfonos 275 2727 de Palmira, 6878900 de Cali, ext. 414 y 368. Nota: La Hacienda La Rita está ubicada en la vía Palmira - El Cerrito, entrada a Manuelita Vieja.
----
NoTiCa de NTC ... : Para información sobre "Las Tardes de la Rita", ver:
GRUPO DE "LA RITA" , http://grupodelarita-palmira.blogspot.com/ ---------- Forwarded message ----------From: Comunicaciones comunicacion@manuelita.com Date: 31-mar-2008 14:40 Subject: Invitación tardes de la rita To: ntcgra@gmail.com

4 y 5 Abril: Encuentro de la Confraternidad Médica No. 18.

Miedo ambiente, pánico en salud
Cali, Viernes 4 y Sábado 5 de abril de 2008. Hotel Intercontinental Cali
Detalles y programación, VER: http://ntc-eventos.blogspot.com/2008/03/marzo-3-2008.html
++++
Viernes 4 de abril
11:00-14:00 Inscripciones y entrega de credenciales
12:00-14:00 Proyección del Documental: UNA VERDAD INCÓMODA. Dir. Al Gore
14:00-14:30 Bienvenida: Adolfo Vera-Delgado
Exposiciones Permanentes: -"FUEGO EN LA SELVA": María Thereza Negreiros
- Instalación Arte y Reciclaje (Curaduría: Ernesto Ordóñez)
sigue.... http://ntc-eventos.blogspot.com/2008/03/marzo-3-2008.html
Preinscripción: Asociación Colombiana de Medicina Interna, ACMI-Valle- Cardiología Tel. 667 4817 - 667 6574 (Erika) . Sociedad Médica del Pácifico, SOMEPAC Tel. 554 6681 (Valeria)
...

Miedo ambiente
Encuentro Anual de Confraternidad Médica Nacional No. 18, 4 y 5 de abril, Cali
Intermedio. Por: Jotamario Arbeláez
EL PAIS, Cali, Abril 01 de 2008 http://www.elpais.com.co/historico/abr012008/OPN/opi1.html

---
5 Abril: Plenilunio, Encuentro de Poesía y Arte No. 48.

Fundación PLENILUNIO http://plenilunio-grupo.blogspot.com/ Y CENTRO CULTURAL COMFENALCO, VALLE, INVITAN AL
ENCUENTRO No. 48 CON LA POESÍA, LA MÚSICA Y LA PINTURA
Y LANZAMIENTO DE LA REVISTA PLENILUNIO No. 19
EN HOMENAJE AL Maestro ENRIQUE BUENAVENTURA
Lectura Ensayo : ENRIQUE BUENAVENTURA, artista, trabajo y gestas de poeta
Por LEOPOLDO DE QUEVEDO Y MONROY
Lectura de POEMAS: EDUARDO TORO GUTIÉRREZ , DORALICE LÓPEZ , ELISA POSADA DE PUPO, LARISA RIZO L., GERMÁN CASALLAS, ANA MARÍA MÚNERA y GLORIA MARÍA MEDINA JIMÉNEZ
CONCERTINO MUSICAL : GRUPO KANTOR . Directora: Maestra LILIANA MÚNERA
EXPOSICIÓN DE PINTURA : COLEGIO STELLA MARIS , 50 AÑOS DE FUNDADO. Maestra : BEATRIZ RENTERÍA
Lugar : Centro Cultural Comfenalco, Valle . Calle 5ª No. 6-63 Torre C, Mezanine
Fecha : sábado 5 de abril de 2008 , Hora : 6:30 p.m. Entrada libre
.

17 Abril Lanzamiento del libro: Cali-grafías. La ciudad literaria (Cali-graphies. La citté litteraire). Antología bilingue de literatura caleña. Antologistas: Fabio Martínez y Hernando Urriago. Traductor Efer Arocha. LUGAR: Biblioteca Departamental( Calle 5 No. 24A - 91, Cali) , a las 6 y 30 PM. Entrada libre. -

Presentación en Bogotá: Feria Internacional del libro. Pabellón Jorge Isaacs. Lunes 28 de abril. 4 de la tarde.

-Presentación en París: Mayo, 2008

- Prólogo -
Cali – grafías. La ciudad literaria
Por: Fabio Martínez y Hernando Urriago. (--->>)

El 25 de julio de 1536, Sebastián Moyano, llamado Sebastián de Belalcázar, fundó la ciudad de Santiago de Cali. El conquistador español, que hacía parte de las huestes de Francisco Pizarro, había subido desde el Perú arrasando pueblos indígenas y creando ciudades. En aquella vertiginosa carrera de posesión del paisaje, Belalcázar dio origen a Quito, Guayaquil, Popayán y Cali.

Como la mayoría de los conquistadores que llegaron a América, él era oriundo de Gahete, un pueblo perdido de Extremadura; era pastor de cabras, y, a diferencia de Gonzalo Jiménez de Quesada, que fue un hombre ilustrado, Belalcázar era analfabeto.

<--- Carátula del libro
.
En el valle dominado por el cacique Petecuy y su hija Nanine, Belalcázar y sus hombres, en nombre del rey Carlos V, bautizó a esta ciudad como Santiago de Cali: Santiago, en honor al apóstol de Castilla; Cali, por los terrenos de calizas que se extendían al norte de la ciudad, en la frontera con los indios yumbos.
El gran valle estaba bañado por seis ríos que descendían de los Farallones, y que desembocaban en el río madre, llamado Caucayaco, que atravesaba la región de sur a norte. Al sur vivían los indios xamundíes, pances y lilíes; al oriente, los indios malagana; al occidente, en las estribaciones de los cerros, tenía asiento el indio Petecuy, que, según la leyenda negra, acostumbraba a secar las pieles de sus enemigos sobre horcones; y al norte, habitaban los indios yumbos.
Eran tribus seminómadas que vivían de la cacería y la pesca, con una organización social mínima, que fue utilizada por los españoles para doblegarlas con facilidad. Algunas tribus eran violentas, y se mantenían haciendo la guerra a las tribus vecinas. Otras, eran pacíficas y sibaritas, que preferían vivir solazándose en las orillas del río, comiendo pescado ahumado que asaban en barbacoas, fumando tabaco y abarraganándose con las indias
Muchas tribus cultivaban el maíz y tenían un desarrollo importante en la cerámica y la orfebrería, como los Calima y los Malagana; pero muy poco se sabe de la existencia de una tradición escrita, como sí la hubo entre los indios náhuatl de México.
Por esto podemos decir que después de la llegada de los españoles, la lengua que se impuso en esta región y en el resto de nuestro territorio fue el castellano, a través de los misioneros franciscanos y dominicos, que se encargaron de adoctrinar al cristianismo a miles de indígenas que tenían fe en los astros y en los fenómenos de la naturaleza.
Poco a poco, la lengua castellana fue desplazando a las lenguas vernáculas hasta convertirse en la lengua de un pueblo, de un país y de un continente. Además, el proceso profundo de mestizaje, que fue particularmente intenso y extenso en la región, ayudó no sólo a la formación multiétnica sino que contribuyó a propagar y fortalecer la lengua castellana.
Con el arribo de Belalcázar, comenzaron a proliferar en el valle los criollos, es decir, los hijos de españoles nacidos en tierra americana; los mestizos, hijos del cruce de español e indígena; los mulatos, mezcla entre el español y la negra; y los zambos, hijos del cruce entre el negro y la indígena. Esto sin contar la amplia gama cromática que se extiende desde los albinos y los moriscos, pasando por los galfarros, los jíbaros, los barcinos, los cambujo, los salta atrás y los cuarterones.
Lo cierto es que toda aquella amalgama de razas, etnias y costumbres se unificó alrededor del castellano: en primera instancia, por la fuerza de las instituciones eclesiásticas; y, en segundo lugar, por el poder de las instituciones virreinales.
En este sentido, los primeros caleños que tuvieron acceso a la lengua castellana fueron los hijos de los españoles nacidos en el valle, que por su pertenencia a una clase privilegiada, pudieron asistir a las instituciones académicas fundadas por los religiosos. Entre otras cosas, los criollos, debido a su formación ilustrada y a los viajes, fueron los que en el siglo XIX lideraron el proceso de Independencia frente a España. Los mestizos, dada su condición de hijos de españoles, también se favorecieron en este proceso de apropiación de la lengua. Por el contrario, los indios, los negros y los zambos tuvieron grandes
dificultades en este complejo proceso, y aunque fueron discriminados social y culturalmente, sólo a partir de la segunda mitad del siglo XIX pudieron asistir a las primeras escuelas públicas creadas por los gobiernos liberales. No obstante, este proceso complejo de apropiación de una lengua extranjera dio como resultado el surgimiento de una literatura en la ciudad y en el país.
Por supuesto, antes del siglo XIX hubo manifestaciones escritas; sobre todo por parte de los criollos, quienes tuvieron acceso a la academia y lideraron importantes proyectos científicos y políticos. Aquí es necesario destacar la labor de personalidades del gran Cauca que en su tiempo fueron protagonistas nacionales: el científico payanés Francisco José de Caldas y el político caucano Camilo Torres, que descollaron en la Expedición Botánica y en los acontecimientos de 1810, respectivamente.
En el campo de las letras, es necesario destacar durante la segunda mitad del siglo XIX el trabajo de los bugueños Luciano Rivera y Garrido y Leonardo Tascón, quienes a través de sus crónicas -publicadas en los diarios de la época- describieron por primera vez el paisaje y las costumbres del hombre vallecaucano.
Sin embargo, nuestra literatura propiamente dicha comienza con dos hombres mestizos que tuvieron una formación académica sólida: Jorge Isaacs y Eustaquio Palacios. Jorge Isaacs cursó sus primeros estudios en Popayán, y luego ingresó al colegio Lorenzo María Lleras de Santa Fe de Bogotá. Eustaquio Palacios, por su parte, adelantó sus primeros estudios en el Convento de los Franciscanos de Cali y después hizo estudios de Derecho en Popayán. El primero quería estudiar medicina en Londres, pero la quiebra de las haciendas del Valle del Cauca dio al traste con este ideal; el segundo logró doctorarse en Derecho. Jorge Isaacs escribió María, la primera novela romántica de América, mientras que Eustaquio Palacios escribió El alférez Real.
Si bien ambas obras describen el paisaje de la hacienda vallecaucana, sus páginas marcan el comienzo de la ficción literaria en la ciudad. Luego, en el tránsito finisecular entre los siglos XIX y XX, vendrá la obra poética y narrativa de Isaías Gamboa, quien pasará a la historia de la literatura de Cali con su novela La tierra nativa.
Estas tres primeras obras de la literatura caleña son el resultado de apropiación de una lengua por parte de las nuevas élites ilustradas del país, y comportan dos rasgos en común que las une entre sí: primero, describen el paisaje de la región; segundo, son el producto de una pequeña ciudad aislada geográfica y culturalmente del país y del mundo.

La llegada del ferrocarril: los primeros signos de modernidad

Ante el auge del café y la posibilidad de tener una salida al mar para las exportaciones, en la segunda década del siglo XX se termina el tramo del Ferrocarril del Pacífico.
Los rieles del ferrocarril por donde comienzan a transportarse cientos de bultos de café, vienen desde La Felisa, Caldas, pasan por Cali y arriban al puerto de Buenaventura hacia el exterior. Este flujo de mercancías va a desarrollar la ciudad, y entonces Cali pasará de ser el pequeño villorrio de treinta mil habitantes que viviera Jorge Isaacs, a convertirse en una incipiente urbe de setenta mil habitantes, abarrotada de comerciantes paisas que decidieron instalarse en la ciudad para administrar desde allí las exportaciones que salían al mundo. Aun así, Cali seguía siendo una pequeña villa de carácter agrícola y artesanal, donde aún no se perfilaban signos de industrialización. Este periodo dio como poetas a Antonio Llanos y Mario Carvajal, quienes absortos por la
belleza del paisaje y ensimismados por la religión católica, continuaron cantándole a su terruño y haciendo odas espirituales que contrastaban con los vientos nuevos de la poesía colombiana que se anunciaban en poetas como Porfirio Barba Jacob, Luis Vidales y Aurelio Arturo.
Es a partir de finales de los años 30 que en la ciudad empezará un proceso de industrialización que tiene su punto más alto en la década del sesenta. La primera empresa creada en la ciudad es la industria de textiles La Garantía. A partir de allí se instalarán en el barrio San Nicolás las primeras industrias de calzado, pinturas y alimentos; más tarde, en la zona de Yumbo, habrá las industrias de cemento, de llantas y de productos farmacéuticos.
Durante este periodo, pese al desarrollo económico que se vislumbra, Cali sigue arrastrando en su seno los dos lastres que la marcaron desde la época de la Colonia: su espíritu provinciano y su aislamiento neocultural que no le permitieron estar a la vanguardia de los principales movimientos culturales del país. Así, mientras que en ciudades como Bogotá existía una gran agitación literaria heredada del grupo El Mosaico y del poeta José Asunción Silva; o en Medellín se creaba el movimiento de los Panidas alrededor de la figura de León de Greiff, Cali languidecía con su poesía bucólica y religiosa, propia del siglo XIX.

La ciudad y la década del sesenta

Es a partir de los años sesenta que podemos hablar con certeza de una literatura caleña. Ante la ebullición de una ciudad que crece a pasos de gigante, los poetas y los narradores comienzan a metaforizar la ciudad y a simbolizarla a través de sus escritos.
Como muchas villas de provincia del continente, Cali hace parte de aquel auge que viven las ciudades latinoamericanas. La ciudad hierve económica y culturalmente; de Estados Unidos llegan los vientos del movimiento hippie y del rock; de Francia vienen las ideas de Sartre, el psicoanálisis, la semiología y el cine; desde Cuba se escuchan los vientos de la revolución y la música afro-antillana. Finalmente, de España y Argentina llega la literatura del boom latinoamericano. En este marco, Cali deja de ser muy pronto la arcadia colonial, y se convierte en una ciudad pujante y vibrante donde la música y las nuevas ideas señalan el sendero hacia la utopía.

De las barriadas populares surgen jóvenes contestatarios como los nadaístas, quienes al mando de Jota Mario Arbeláez y Elmo Valencia, “El Monje loco”, queman libros y rompen con los símbolos de una ciudad provinciana y religiosa. De los barrios San Antonio y Obrero surgen jóvenes narradores como Óscar Collazos y Umberto Valverde, y siendo leales a la influencia que en ellos ejerce la música del Caribe, al ritmo de Son de máquina y Bomba camará comienzan a recrear literariamente las calles, los bares y los barrios de Cali. Del barrio Santa Rosa emergen Arturo Alape y Rodrigo Parra Sandoval, quienes inquietos por la situación del país hablan de Las muertes de Tirofijo e inventan -no sin ironía- El álbum secreto del Sagrado Corazón. De la magia del teatro nace el poeta y dramaturgo Enrique Buenaventura, mientras que de la academia universitaria surgen voces como las de Fernando Cruz Kronfly, María Elvira Bonilla y Hernán Toro, cantando los amores y desamores de una Cali que vendría a modernizarse después de los Juegos Panamericanos de 1971. De la provincia vallecaucana llegan jóvenes poetas y narradores como Harold Alvarado Tenorio y Gustavo Álvarez Gardeazábal, que inflamados de ideas nuevas comienzan a poetizar y a relatar la ciudad.
Los años sesenta significaron una época de libertad utópica y de creación artística y literaria. Fue en este maravilloso contexto donde se consolidó la literatura caleña, y al ponerse a la vanguardia del movimiento nacional e internacional, la urbe rompió con las viejas taras que venían de la Colonia.
En esta época, la poesía y la narrativa caleña le cantan a la vida; ponen en tela de juicio el problema de la existencia humana; se dejan seducir por los tambores de África, y tomando como estilo un lenguaje coloquial, le hablan a la calle, a los amores perdidos y, por supuesto, al barrio.

Los años del miedo

Luego vendrán los años ochenta. Los años del miedo. Los años de las torturas y las desapariciones forzosas. Los años en los que las mafias del narcotráfico, apoyadas por grandes dirigentes de la política nacional, comienzan a consolidar la hoguera de las vanidades en todas las ciudades del país, convirtiendo a urbes como Cali y Medellín en cementerios amarillos.
Estos serán los años donde la utopía, como un pájaro herido, para parafrasear una canción de la época, cae, cediéndole el paso a los buitres de la narcopolítica, quienes enseguida desangran la ciudad, hasta el punto de transformarla en lo que alguna vez el maestro Estanislao Zuleta llamó la “llanura prosaica”.
La década siguiente fue inaugurada por una nueva Constitución. En los años noventa, las minorías étnicas alcanzan un protagonismo importante en la ciudad, al tiempo que la globalización sentenciará a muerte a algunas de las industrias de la ciudad para desplazarlas a regiones más competitivas. Esto traerá como consecuencia que Cali, siendo una ciudad industrial por excelencia, baje de categoría y se convierta en una ciudad de prestación de servicios.
Del sueño ilusorio de la utopía caímos en la pesadilla de los carros bombas y la limpieza social; del sueño ideal de los poemas que loaban el amor o de los cuentos de bailarines, pasamos a los poemas deletéreos y a los cuentos de bandidos y calanchines. De los poemas que le cantaban a una ciudad en progreso pasamos a las rancheras, los réquiem y los obituarios.
En el cambio de siglo y de milenio hay que afirmar que la literatura caleña cambió de color: el verde de nuestro paisaje se degradó al rojo de los asesinatos; del infierno rosado de Luisa que ilustrara Enrique Cabezas Rher, pasamos al Embarcadero de los incurables de Fernando Cruz Kronfly. De Que viva la música de Andrés Caicedo saltamos directamente a Quítate de la vía, perico de Umberto Valverde. Del poema con remanentes bucólicos pasamos a un erotismo sin tapujos donde el verso se juega la vida en una esquina, en un bar o en el lienzo de un paisaje tan incierto como el destino de una ciudad de desplazados y de políticos indolentes.
En esta época de grandes cambios e incertidumbres, los escritores caleños ya no nos dejamos persuadir por Chesterton, Joyce o Borges sino por Bukovski, Ellroy o el escritor mediático y prestidigitador virtual. Como la literatura parisina del siglo XVIII o la literatura londinense del siglo XIX, la literatura caleña del siglo XXI nace en los huecos negros de su propia ciudad.
+++
23 Abril: DÍA DEL LIBRO. Programa "REGALA UN LIBRO". En todo el Páis

Todos los detalles y programas en: http://www.diadellibro.com.co/

Comité de Cali: http://www.diadellibro.com.co/index.php?option=com_content&task=blogcategory&id=77&Itemid=80

FESTIVAL FANTASTICO (niños) en Comfandi http://www.comfandi.com.co/programacion_ccc.pdf

+++

23 de Abril: FERIA INTERNACIONAL DEL LIBRO DE BOGOTÁ No. 21. (FILB) Del 23 de Abril al 5 de Mayo de 2008
Todos los detalles y programaciones en: http://www.feriadellibro.com/
Japón, país invitado de honor.
Recinto Ferial de Corferias. Bogotá, Colombia. Ingreso Arco Carrera 37 No. 24 - 67
---
Durante la FILB, la Universidad del Valle presentará sus novedades editoriales y hará el lanzamiento de la FERIA DEL LIBRO PACIFICO No. 14 que se desarrollará en Cali del 3 al 13 de Octubre de 2008.
Fragmento de la última página del periódico LA PALABRA (No. 180, Abril 1, 2008) de la UV.
Enseguida, a la izquierda, imagen de la página completa con algunas carátulas de los libros.


---
PIJAO EDITORES (1) EN LA FERIA INTERNACIONAL DEL LIBRO BOGOTA. VIERNES 25 DE ABRIL. AUDITORIO JOSE ASUNCION SILVA. 6 Y 30 PM.

50 novelas
colombianas
y una pintada.
Por Carlos Orlando Pardo
Pijao editores , firma creada por los novelistas Carlos Orlando y Jorge Eliécer Pardo en cuya labor de tres décadas llevan publicados más de 260 títulos, presentará en la próxima Feria Internacional del Libro "50 novelas colombianas y una pintada." Y una pintada porque todas las carátulas tienen obra del joven artista tolimense Darío Ortiz Robledo (2). Los libros salen gracias a la alianza con Caza de libros, nueva editorial fundada y dirigida por Pablo Pardo. En la colección se encuentra un selecto grupo de escritores que paralelos a la generación de García Márquez, pero particularmente la que llegó después, ha construido la historia de la literatura nacional. Desde personalidades de las letras como Pedro Gómez Valderrama, Eduardo Santa, Manuel Zapata Olivella y Eutiquio Leal, pasando por figuras como Carlos Perozzo, Arturo Alape, Germán Santamaría, David Sánchez Juliao, Oscar Collazos, Fernando Cruz Kronfly y el mismo Jorge Eliécer Pardo, se dan cita en esta colección de novelas breves, la gran noticia de la feria.
En su listado figuran creadores consagrados como Fernando Soto Aparicio, Fanny Buitrago, Gustavo Álvarez Gardeazábal, Benhur y Héctor Sánchez, Roberto Burgos Cantor y José Luis Díaz Granados. Igualmente se encuentran otros sobresalientes escritores de la costa caribe colombiana como Alberto Duque López, Álvaro Medina, Andrés Elías Flórez Brum, Antonio Mora Vélez, José Luis Garcés González, José Stevenson y Ramón Illan Bacca, mientras que por el Valle están Arturo Alape, Fabio Martínez, Fernando Cruz Kronfly, Gustavo Álvarez Gardeazábal, Enrique Cabezas Rher y Alberto Esquivel.
Del viejo Caldas hallamos a Octavio Escobar, Adalberto Agudelo, Jaime Mejía Duque y Hugo López Martínez, al tiempo que los santanderes están representados por Pedro Gómez Valderrama y Carlos Perozzo. Desde luego los tolimenses son numerosos donde se encuentran Eduardo Santa, Germán Santamaría, Eutiquio Leal, Héctor Sánchez, Roberto Ruiz, Álvaro Hernández, Flaminio Rivera, Boris Salazar, Carlos Orlando y Jorge Eliécer Pardo, Jairo Restrepo Galeano, Oscar Godoy y Manuel Giraldo-Magil, extendiéndose los autores al Huila con Benhur Sánchez Suárez y Humberto Tafur Charry.
En el listado se recuperan obras de seis autores fallecidos como Arturo Alape, Eutiquio Leal, Humberto Tafur, Manuel Zapata Olivella, Pedro Gómez Valderrama y Roberto Ruiz, figurando entre los más jóvenes Alberto Esquivel, Flaminio Rivera, Oscar Godoy y Octavio Escobar cercanos a los 50 años de existencia. Y desde luego están las escritoras con la presencia de Fanny Buitrago, Flor Romero, Cecilia Caicedo y Rocío Vélez de Piedrahita.
Carlos Orlando Pardo
---
El listado de los autores y el título de sus novelas están como sigue (Autor/Título) :
Pedro Gómez Valderrama
Los infiernos del jerarca Brown
Eduardo Santa
Rosita Milanta
Manuel Zapata Olivella
La calle diez
Gustavo Álvarez Gardeazábal
Cóndores no se entierran todos los días
Fernando Soto Aparicio
La última guerra
David Sánchez Juliao
Aquí yace Julián Patrón
Héctor Sánchez
Las mujeres de manosalva
Carlos Perozzo
Juegos de mentes
Germán Santamaría
No morirás
Jorge Eliécer Pardo
El jardín de las Weissmann
Jaime Mejía Duque
El giro del zodiaco
Alberto Duque López
Mateo el flautista
Carlos Orlando Pardo
Lolita Golondrinas
Arturo Alape
Noche de pájaros
Fanny Buitrago
El legado de Corin Tellado
Fernando Cruz Kronfly
Falleba
Rocío Vélez de Piedrahita
El pacto de las dos rosas
Oscar Collazos
De putas y virtuosas
Manuel Giraldo Magil
En noche de carnaval
Roberto Burgos Cantor
Con las mujeres no te metas
Álvaro Medina
Desierto en flor mayor
Benhur Sánchez
Victoria en España
Carlos Bastidas Padilla
Romance del guerrero olvidado
Eutiquio Leal
Después de la noche
José Luis Díaz Granados
Las puertas del infierno
José Stevenson
El domador de los vientos
Ramón Illán Baca
La mujer del defenestrado
Umberto Valverde
Celia Cruz, reina rumba
Silvia Aponte
Capitán Guadalupe Salcedo
Roberto Ruiz
Beeklan 271
José Luis Garcés
Isaac
Humberto Tafur
El desembarco
Antonio Mora Vélez
Los nuevos iniciados
Boris Salazar
los caballeros las prefieren muertas
Enrique Cabezas Rher
Estas otras palmeras
Fabio Martínez
El fantasma de Ingrid Balanta
Fernando Ayala
La mirada del adiós
Flor Romero
Yo, Policarpa
Octavio Escobar
El último diario de Tony Flowers
Laureano Alba
El silencio de las cosas perdidas
Andrés Elías Florez Brum
El visitante
Álvaro Hernández
Tiempo sin nombre
Humberto Rodríguez Espinosa
La reforma
Hugo López Martínez
La historia imperfecta
Oscar Godoy
El arreglo
Jairo Restrepo Galeano
Narración a la diabla
Carlos Flaminio Rivera
La cita
Adalberto Agudelo
Toque de queda
Alberto Esquivel
Encierro
Cecilia Caicedo
La ñata y Esteban

+++
2.- ARMANDO ROMERO, Doctor Honoris Causa de la Universidad de Atenas, en Grecia.
de ARMANDO ROMERO armando_romero@msn.com . para NTC < ntcgra@gmail.com >
fecha 11-mar-2008 12:03 asunto: de Armando
Amigos de NTC , saber de todos los amigos a través de NTC es fiesta en la mañana. Perdonen que no haya respondido a sus generosas referencias a mi trabajo, difundiendo la entrevista radial de Radio Carvajal, etc. Los días se van entre las tormentas del trabajo académico y las tormentas del invierno, que han sido inclementes para nosotros este año. Pero no todo es inclemencia, la editorial Sinopia de Venecia publicará próximamente un libro en italiano con mis poemas de viaje, y la Universidad de Atenas, en Grecia, me otorgará el 14 de abril el doctorado Honoris Causa, máxima distinción de esa universidad por mi trabajo literario.
Ojalá este próximo octubre todo se dé, como está previsto, para encontrarnos en Cali, y allí celebraremos poesía y amistad. No me despido sin agradecerles también la linda foto* donde están mis muy queridos Antonio Zibara y Orietta Lozano leyendo en el Parque de los Poetas de Cali*. La idea de abrir los parques a la poesía es magnífica, creo que es la única manera para lograr que regresen las aves y las hojas a los árboles.
Abrazos mil y siempre para todos, Armando.
de ARMANDO ROMERO < armando_romero@msn.com > para NTC ntcgra@gmail.com
fecha 19-mar-2008 16:42 asunto PAPEL LITERARIO / VENEZUELA
Amigos de NTC : Les adjunto una entrevista que apareció la semana pasada en El Nacional de Caracas, se hizo con motivo de la presentación de dos de mis libros, Dos Novelas, publicado por la editorial El Otro, el mismo, de Mérida, y Una Gravedad Alegre (Antología de poesía latinoamericana al siglo XXI) que salió en Valladolid. Abrazos mil, Armando
(Click sobre las imágenes para ampliarlas y hacerlas legibles. Cl
ick en "Atrás" en la barra para regresar al aquí)
+++
3.- Herencia de Milagros, Novela de Mario Salazar Montero
EN BUSCA DEL TIEMPO PERFECTO
Por
Gabriel Uribe*.
Estrasburgo, primavera de 2008 g.uribe@hotmail.fr . Agradecemos al autor el envió del texto

Leyendo la novela de Mario Salazar Montero www.mariosalazar.ch , HERENCIA DE MILAGROS, se tiene la impresión de que el tiempo, ese factor que los griegos consideraban como un divinidad más, un fenómeno celeste, no transcurre, y que lo que pasa una y otra vez son sólo las palabras. Aunque la novela, desde luego, tiene un tiempo, el suyo propio, un tiempo fatalmente encerrado, pero no estático sino recurrente. Y en esa especie de magma dimensional nos movemos como en una placenta universal donde se confunden las coordenadas de un antes y un después, un arriba y un abajo y hasta de un bien con un mal.

Los personajes mismos se mueven y comparten ese ir y venir del tiempo, Felix Spinelli en su: "si yo pudiera ser", Cayetano Abarca en el no menos compartido por todos los seres humanos al mirar hacia atrás: "si yo hubiera sido", van tocando cuerdas sensibles en el lector que por momentos siente, junto con el vacío fundamental de ese mundo que llamamos novela, esa realidad hecha libro, infierno y paraíso de puras palabras, el vértigo del tiempo, no solo del ya ido sino del que ahí mismo, mientras nuestras manos pasan las páginas se nos está escapando. Y nos dejamos llevar hacia ese devenir mientras una voz no cesa de hablarnos.

La voz narrativa que nos habla no trata en ningún momento de convencernos de nada. La trama misma de la novela, su anécdota, el componente primario de lo que se cuenta, es cosa que al autor le tiene sin cuidado, o que maneja apenas como una aplicación de esas escolares que se hacen bien por la pura necesidad de mostrar lo bien hecho de la tarea. Nada más. Digamos, que no es lo suyo, lo suyo es el mundo hecho palabras, la incesante fabulación, la repetición de los temas como en la recitación de un ensalmo, encantamiento puro.

Herencia de Milagros, como la novela anterior de Salazar Montero, Felicidad quizás, es un mundo bipolar. El día y la noche, el hombre y la mujer, pasado y futuro y todas las cosas que se nos presentan, en apretada prosa, están ahí no por sí mismas sino con sus opuestos, que actúan interactivamente, para revelarlas, para que podamos mirarlas mejor y, si no comprenderlas del todo (el autor se abstiene, a Dios gracias, de explicarnos nada, nos brinda cuando mucho algunas suposiciones de manera casi velada y muy cortésmente -otro rasgo de este autor, el respeto a la inteligencia del lector) nos permiten al menos captar más cabalmente ese mundo. En la vida, interpretémoslo así, Mario Salazar Montero es ingeniero; en las letras, un tozudo constructor de mundos signifactivos y paralelos.

<--- Caratulas de otros libros de Mario Salazar
Pero lo que cohesiona el relato y acapara la atención total del autor en su proceso de escritura es lo que en este momento pasa, momento no instalado en el tiempo gramatical sino en un presente de aqui y ahora, en la frase misma, la que tenemos ante los ojos y que nos va revelando ese universo como si la voz narrativa nos llegara desde el otro lado, el lado amigo, de una línea telefónica distante, diferente, voz diferente a la nuestra y por ende más interesante. Pero entonces, ¿de qué trata la novela? (Al lector que sufra de este tipo de curiosidad como el insomne por la falta de sueño, le anunciaré, de manera muy seria pero no del todo cabal, que el libro trata de la fecundación in vitro.) No pensamos en el tema sino el libro mismo, siempre he creído que un libro se trata como un amigo, se toma y se deja, se consulta, con él se dialoga, con él se sueña, se lleva consigo y finalmente, a lo mejor porque otro libro ha caído en nuestras manos, se olvida.

Muy bien sabemos que el ideal flaubertiano de lograr una novela que no trate de nada sigue siendo un designio secreto de todo escritor o representa al menos una de las constantes de la escritura, de esas que inconscientemente el escritor busca y que el narrador responsable rechaza, pero que sin embargo a la vuelta de la primera hoja se vuelven a introducir en el teritorio imaginado. La vida trata de todo, la novela puede no tratar de nada. Ese vacío que el escritor va, no llenando sino rodeando de palabras -dichas en voz alta o grabadas al buril, como se pueda- tomará al final la forma de un libro, llámese Codigo de Vinchi o llámese Ulises. No nos importa, ya llegados a cierto estadio, lo que el libro nos cuente sino lo que nos diga. Y ese decir, desde los descubrimientos de los formalistas rusos lo sabemos, tiene innumerables niveles, no tanto de escritura, de voces, como de lectura; maneras de interpretar un mundo que el verbo, ya hecho carne y pensamiento y expresión -el verbo no puede vestirse sino de palabra y muchas veces la palabra no puede sino ser voz, no olvidemos que San Agustín temía que la lectura silenciosa condujera a la desaparición de la lengua escrita- y una vez ya expresado, ese decir no puede ni negar ni ocultar, la escritura, la palabra será siempre positiva. Los viajes de Ulises como los libros de la Biblia no están compuestos de puro furor insensato y de ruido divino sino de palabras.

Pero la voz en Herencia de Milagros, de todas maneras, por ser voz de narrador precisamente, es una función situada. Dónde situarse, sin embargo, para contar el cuento, para decir lo que sucedió o va a suceder cuando lo nombremos, no en la realidad del mundo sino en la realidad del mito, ¿cómo contar lo que soñamos si en el momento mismo de contarlo ya hemos dejado de ser el soñador dentro de su sueño y lo que era visión inmediata, desnuda, se nos ha convertido en un vacío que tenemos que transformar en relato, cómo vestir ese fragmento que también pertenece a la realidad con palabras para poder compartirlo? Y no hablamos de publicación de la palabra escrita, porque el primer participante del relato es el que lo está escribiendo y escribirlo es ni más ni menos que contárselo a sí mismo. Entonces se podrá decir todo lo que se quiera pero el primer y casi el único problema de la escritura es el del punto de vista. Marcel Proust fue el primero que tradujo esa gran barrera, escollo y la vez palanca, a términos de tiempo. Desde entonces, y hasta Robbe-Grillet, tiempo y perspectiva no han podido ser tomados el uno sin el otro, fenómeno parecido, si se quiere, a la solución estética que encontramos en los primeros, extraños, multidimensionales y sugestivamente estáticos cuadros de De Chirico.

En Herencia de Milagros el autor ha tenido el acierto de dividir su libro en episodios cuya intensidad dramática los convierte en capítulos perfectos. Pero esta división en capítulos no pasa de ser un engaño amistoso para tranquilizar al lector, de manera que una vez éste convencido de que no se va a llevar una mala sorpresa, porque lo que efectivamente está leyendo es una novela, se adentra en la lectura y es ahí donde va encontrando, gracias a una perspectiva imbricada en el tiempo, el verdadero tema de la novela, no el que nos imaginamos al comienzo cuando estábamos dispuestos a dejarnos llevar por una serie de aventuras, sino el otro, el subyacente, secreto, vertiginoso, ese que Mario Salazar Montero con pleno uso de su arte ha venido elaborando de un libro a otro, plasmándolo sin embargo cada vez de manera diferente. Este es su quinto libro.

Por quinta vez entonces el autor, carne, piel, alma y sangre de sus personajes, nos libra esas vidas soñadas. Pero la aventura personal de Felix Spinelli o de su alter ego Cayetano Abarca o la de Adela no pueden ser significativas sino gracias a la tarea que el escritor les ha impuesto, ser portadores más que pretextos de todas las palabras con las que va a tejer ese sueño, o ese Milagro.

En torno sobre todo a esos tres personajes el autor ha construido un mundo que se muerde la cola él mismo, porque el final puede ser también el comienzo y porque a medida que se avanza en el libro se retrocede por atajos varios en la anécdota que lo compone, y así alcanzamos la clarividente verdad de que el pasado, incluso si está muerto y enterrado no está nunca resuelto, el pasado sigue siendo uno de los problemas que nos esperan en el futuro, sin que sepamos, como lo cuenta de manera magistral esta novela, en cuál de los incontables futuros nos espera, y no sabemos entonces si lo que nos viene con los días por llegar es el verdadero origen de lo que quedó atrás o si, como lo creemos generalmente, las cosas son más simples y sucede lo contrario.

En cuanto a la técnica de la obra yo diría que no existe propiamente en cuanto tal, técnica, etilo y forma son una misma cosa aquí como en los relatos de Kafka, y si bien el autor comienza su libro obligatoriamente por la primera página, no nos oculta que la historia tiene otro comienzo, tampoco nos entretiene con disertaciones innecesarias ni nos da consejos para una vida mejor o al menos más sana; Salazar Montero entra en la novela como sus personajes, que están dispuestos a cambiar el tiempo que les ha sido deparado por su propio ser, su apriencia por su esencia, su presente por su futuro, y nos va dejando en cada capítulo esa partícula de verdad -¿de realidad?- que nosotros en tanto que lectores, parapetados tras las palabras del autor, queremos impunemente seguir buscando.

¿Qué encontramos? Vivísimas las imágenes, crudos los diálogos, nítidas las palabras, y cada episodio con sus vueltas atrás, con sus remordimientos y sus esperanzas, en una historia trunca y sin embargo completa, de borde a borde, como no la podemos hallar en ninguna película, bajo ninguna música, en ninguna obra plástica, historia exlusiva para el uso de la palabra, un mundo secreto expuesto a todos, con un nivel de intimidad total y sin embargo compartido -gracias no a la voz sino a las palabras- para vivir y llevar en común como una más de nuestras espléndidas miserias humanas.

Eso y la magia del sonido, insistimos, que el lector en castellano no podrá pasar por alto, porque además de lo que cada página le aporta como creación estética y materia para el intelecto, cada uno de sus periódos, cada una de sus frases le va cantando al oído. Se tiene la impresión de que Salazar Montero ha dictado su libro o lo ha escrito después de, un poco a la manera de Flaubert, haber "aullado" sus palabras estentóreamente para limarlas hasta encontrarles su pleno sentido.

Al terminar la lectura el lector no será un hombre diferente, nada de eso, nada de purgas existenciales ni propósitos redentores (vade retro Paulo Coello) pero, con todo y con eso, ni más sabio ni más tonto, habrá escuchacho, sin imaginarlo, sin quererlo a lo mejor, ciertas cuerdas de un arpa secreta que, para hablar en terminos freudianos, podríamos decir que pertenecen al mismo instrumento que nos permite oír la música consciente de la líbido: el placer juntado con el intelecto.

En su parte más aparente, territorialmente para hablar ahora como los manuales de geográfia, la novela se desarrolla en dos mundos, el europeo y el latinoamericano, aparentemente, decimos, porque en la realidad de aquello que se ha plasmado, en el imaginario que el libro nos propone, la geografía es una zona completamente onírica, aunque sus imágenes recurrentes nos vayan ayudando a formar un mundo hecho de actos cotidianos, de decisiones intempestivas -como en la vida, ni más ni menos-, de venganzas no tan secretas como lejanas, de sangre color sangre y de piel color piel, y donde la lucha de razas se confunde a veces con la lucha de clases y ésta hasta con los mismos celos -pero cuando decimos celos no hablamos de esa envidiecita civilizada, sarnita común, sino los celos puros, auténticos, de machos y hembras bestiales como en las mejores muestras del teatro isabelino, Shakespeare y compañía incluidos. Pues hay una especie de behaviorismo en las escenas que presenciamos, contadas con detalles de una nitidez alucinante, y hay una buena dosis de obsesión y hasta de locura en las que los personajes recuerdan, estas últimas más poéticas como era de preverse, pero que por ser pertenecientes al pasado, son fatales, funcionan en el libro como fragmentos de tiempo, esparcidas, ineludibles y que quedan siempre, aunque se miren una y otra vez, como momentos absurdos, inexplicables.

Esperamos que en su próxima novela, Mario Salazar Montero escoja como protagonista al personaje que mejor conoce y se ponga en escena él mismo, vestido con el único disfraz que le conviene, el de escritor de libros secretos y concebidos en un voluntario exilio.

Estrasburgo, primavera de 2008 , g.uribe@hotmail.fr
---
* Gabriel Uribe, 9 de marzo de 1947, Socorro, Colombia. Después de desempeñarse como profesor en Mérida, Venezuela, se radicó en Francia. Vive desde1980 en Estrasburgo, donde trabaja para los planes de formación contínua profesional. Ha publicado Maquiavelo en Verona, novela histórica, Ediciones UIS, Bucaramanga, 1998; El último retrato de Cecilia Tovar, novela policíaca sin muerto y sin policías, Editorial Vericuetos, Paris, 2006; cuentos, ensayos y fragmentos de teatro suyos han aparecidos en diversas revistas literarias de Colombia y de Francia. Su texto lírico-biográfico El paraguas de César Vallejo, apareció en la recopilación Los Nuestros en París, Ed. Vericuetos, París 2007. Panamericana Editorial publicó su biografía sobre Nicolás Maquiavelo: la conducta de los poderosos, Bogotá, 2006.
---
Otra información sobre el autor de la novela: www.mariosalazar.ch , Mario Salazar Montero kan@netsurfer.ch /// http://www.puntolatino.ch/escritores/literatura_escritoresensuiza08/ /// Mariangelic Schärrer http://mariangelic.blogspot.com/ entrevistó al autor del libro, luego de la presentación. Ver la entrevista en http://www.puntolatino.ch/escritores/entrevista_salazar08/
+++
3.- ARQUITRAVE. No. 35 Febrero 2008.
Además en la web de Arquitrave:
Un recorrido despiadado por la poesía de los colombianos del siglo XX
http://www.arquitrave.com/Ajuste_de_Cuentas/inicio.html

En la revista, entre otros:
Alexis Gómez Rosa (Santo Domingo, 1950) es Licenciado en Letras por la Universidad del Estado de Nueva York, donde trabajó en Hunter College. Premio de Poesía Salomé Ureña de Henríquez, es autor de un extenso poema, La tregua de los mamíferos, sobre la guerra civil y posterior invasión norteamericana a Santo Domingo en 1965. Presentación del poeta y crítico Plinio Chahín.
...
Jack Spicer (Hollywood, 1925 - 1965), homosexual, alcohólico, escribió algunos de los más bellos poemas de la generación Beat, a la que pertenecen también Allen Ginsberg y Frank O'Hara. Versión directa del inglés por Umberto Cobo
....
Francisco Amín (Condoto, 1945), Licenciado en Educación de la Universidad Gran Colombia y experto en derechos humanos, recibió el Premio Nacional de Poesía de Bogotá en 1993.
...
Ricardo Cuéllar Valencia (Calarcá,1946), poeta, crítico y editor, es Doctor en Letras de la Universidad de Valladolid y profesor de la Universidad Autónoma de Chiapas, en Tuxtla Gutiérrez, donde reside desde 1982. Sus poemas han sido traducidos al inglés, francés y libanés.
...
+++
5.- Entrevista a Fernando Rendón. Ver Con-fabulación en:
+++
6.- Musicalizando. Poesía musicalizada. http://www.musicalizando.com/
de "www.musicalizando.com" < boletin@bellsouth.net >
para ntcgra@gmail.com fecha 25-mar-2008 1:25
asunto Boletin de Marzo 2008 de Hugo Cuevas-Mohr
Este boletín está dedicado a Extremadura, una de las comunidades autónomas españolas, compuesta por dos provincias: Cáceres al norte y Badajoz al sur y situada en el suroeste de la península Ibérica, limitando a Portugal. Vamos a conocer poetas costumbristas como Luis Chamizo y Gabriel y Galán, oir poemas declamados, poemas musicalizados, caminar por las calles de Cáceres mientras Miguel Angel Gómez Naharro nos canta una canción de su tierra.
En Declamando traemos al poeta chileno Gonzalo Rojas, premiado en varios países. Gonzalo es un poeta de versos muy particulares y oírlos en su propia voz, inconfundible además, nos abre la puerta a un mundo de situaciones que nos toca ir descifrando e interpretando una a una.
Tambien quiero invitarte a ver dos video poemas de \"más allá del mar\" que ya se encuentran montados en You Tube y de los cuales me gustaría mucho leer sus comentarios. El poema del mes es \"muestras de mi corazón\", un reflejo de la trasnacionalidad que ha enmarcado mi existencia.
En el Blog tenemos a Desiderata, este poema que hizo historia en los años setenta.
Haga click en el enlace abajo y entre al nuevo boletín que en el 2008 cumple 6 años y que traemos con una nueva cara que estrenamos el mes anterior!
Un abrazo, Hugo Cuevas-Mohr
http://www.musicalizando.com/boletin_new/ ( NTC: ¡¡¡Excelente!!!)
+++
7.- Internet. "... los recursos del mundo digital ..."
. ."…poner el huevo y, duro, ciber cacariar …"
Interesante artículo publicado en el más reciente número (109 de marzo 2008) de UNperiódico (de la UNnal) Universidades colombianas: ¿invisibles en la red? ( http://unperiodico.unal.edu.co/ediciones/109/21.html ) sobre "La publicación de documentos de carácter científico y tecnológico en la red …" ( Y nosotros deberíamos insistir en obras y documentos sobre LITERATURA!!!) . Se dice, entre otros asuntos,: "Estamos sumamente lejos de estar utilizando los medios virtuales para la educación superior en el país y eso es sumamente preocupante. Eso significa que no nos hemos apropiado suficientemente de las facilidades tecnológicas que ofrece el uso de internet", dijo De Greiff Acevedo.…." El profesor Óscar Mesa explicó, de manera más coloquial, lo que pasa en la UN frente a otras instituciones de educación superior. "En paisa, colocamos el huevo y no cacareamos, y los otros cacarean demasiado por cada huevo que ponen"."
A este texto hizo referencia el escritor Germán Patiño en columna reciente el EL PAIS:
+++
8.- Partícula de Dios …
"… enfriados a -271 grados centígrados, es decir cerca del cero absoluto (0° K) … , … Entonces, cuando los protones hayan adquirido casi la velocidad de la luz, se estrellarán frente a frente. Cada segundo habrá 800 millones de colisiones. … y se "verá" la elusiva criatura celestial, partícula exótica, : Bosón de Higgs, la llamada "partícula de Dios". … los físicos esperan ver al universo volver a nacer... una y otra vez."

El experimento científico más grande y avanzado de la historia.
El detector Atlas capturará y estudiará todas las partículas producidas en las colisiones.
POR ÁNGELA POSADA-SWAFFORD, periodista, autora de varios libros de ciencia y exploración.
Revista Cambio, Marzo 27, 2008 VER:
http://www.cambio.com.co/mundocambio/769/ARTICULO-WEB-NOTA_INTERIOR_CAMBIO-4034393.html
http://www.cambio.com.co/mundocambio/769/IMAGEN/IMAGEN-4036416-2.jpg (¡Una imagen del aparatico! no de la partícula)
++++
9.-Enlaces (links) y sugerencias
Revista Común Presencia
http://comunpresencia.blogspot.com/
Publicación internacional de literatura y plástica editada en Colombia y fundada en 1989. Para sus páginas se han realizado entrevistas a grandes creadores universales como Octavio Paz, José saramago, E.M. Cioran, Ernesto Sábato, Mario Vargas Llosa, Carlos Fuentes, Juan Goytisolo... y a artistas plásticos como Matta, Szyszlo, Guayasamín, Jacobo Borges... Director: Gonzalo Márquez Cristo. Coordinadora Editorial: Amparo Osorio.
comunpresencia@yahoo.com
Director: Gonzalo Márquez Cristo http://gonzalomarquezcristo.blogspot.com/
----
Con-Fabulación
http://con-fabulacion.blogspot.com/
DIRECTOR: Iván Beltrán Castillo
Llega a 44.000 lectores semanales
E D I T O R I A L
La divergencia, el pensamiento plural, la imaginación crítica, el encuentro lúcido que instaura el entendimiento, y todos los recursos inventados por la cultura para enfrentarse a los múltiples rostros de la pobreza y a los disfraces infinitos de la muerte, hoy se encuentran exiliados, arrojados a las inmediaciones. ¿Cómo participar de un festín donde el nombre de la realidad es sacrilegio, descarnado anatema y malévola irrisión?
Ante el mutismo cómplice y la tácita aceptación de una realidad inaceptable, y en la hora en la que todo debate empieza a extinguirse, apabullado por la tiranía del desprecio, que es casi peor que la de la violencia, resulta urgente fundar zonas propicias para el derroche de la libertad.
Soñamos con la alianza fecunda de la imaginación y la crítica, con la nupcias del periodismo y el pensamiento, de la verdad y la belleza: con una Con-fabulación… Porque solamente el uso ilimitado de la creatividad servirá de brújula para fundar el camino y desplazar la oscuridad reinante.
Desde este sitio convocamos al ingenio creador de los periodistas, escritores, académicos e intelectuales para que mediante el ejercicio de la escritura, despojados de cualquier oscura intención destructora, polemicemos y opinemos, y, con un alto sentido de la ética, hagamos aportes a la construcción del horizonte extraviado.
E-mail: confabulacion1@gmail.com
+++
¿Cuál es o debe ser "el nivel de excelencia indispensable" en POESÍA …?
¿Quién o quiénes lo establecen o valoran ... ?
En México, a raíz del "desiertazo" reciente (31 de enero de 2008) en el Premio Nacional de Poesía Aguascalientes 2007, el más importante de ese País, ESTÁN EN EL DEBATE. Textos y detalles de él en:
http://www.periodicodepoesia.unam.mx/index.php?option=com_content&task=view&id=297&Itemid=1
Periódico de Poesía http://www.periodicodepoesia.unam.mx/ de la Universidad Nacional Autónoma de México y la Universidad Autónoma Metropolitana de México.

http://cosmeal.blogspot.com/2008/02/acerca-del-premio-nacional-de-poesa.html
Acerca del Premio Nacional de Poesía Aguascalientes 2008
EDUARDO HURTADO

http://cosmeal.blogspot.com/2008/02/la-fragilidad-crtica-de-la-poesa-en.html
La fragilidad crítica de la poesía en México
JEREMÍAS MARQUINES
jueves 28 de febrero de 2008































1 comentario:

Shakadal dijo...

SECURITY CENTER: See Please Here